Tostadas con aguacate y huevos escalfados

¿A quién no le encantan esos huevos escalfados que uno puede comer en un hotel o restaurante como desayuno o brunch? ¡A mí personalmente me fascinan!

Si sois amantes de los huevos pochados o escalfados esta receta os encantará.

Había visto muchas veces esta receta antes de animarme a hacerla, la verdad es que a primera vista parece muy complicada de realizar ya que hay infinidad de maneras de prepararlos como por ejemplo meter el huevo a hervir en una bolsita, o envases de silicona para los perfeccionistas. Sin embargo, estos gadgets de cocina no serán necesarios si aprendes la técnica correcta para poder hacerlos. Podrás ver cómo el huevo queda con la clara cuajada y pegada a la yema que por dentro estará líquido, ideal para poder mojar el pan en él como se ve en el vídeo. 

Como veréis más adelante en la receta, es esencial el utilizar huevos frescos y de calidad, en este caso, y como os había comentado la semana pasada, he estado probando los huevos de Coren, que ahora podemos encontrar en Coalimar, debo decir que estoy muy contenta con ellos, son muy deliciosos además de venir con la yema de un color amarillo intenso que me gusta un montón.

 

INGREDIENTES

PROCEDIMIENTO

  1. Primeramente, debéis de buscar un cazo que sea relativamente alta que les permite cubrir el huevo en su totalidad, la llenamos de agua y añadimos el chorrito de vinagre. (El vinagre nos ayuda a que la clara quede coagulada rápidamente y no se os desparrame en el cazo).
  2. Luego debemos calentar al agua hasta casi llegar a punto ebullición, es decir, antes de que comience a hervir. (lo que yo hago, por ejemplo, es ponerle a máxima potencia hasta que el agua comience a humear y generar pequeñas burbujitas en la base del cazo y paso a temperatura baja (3 o 4)).
  3. Cuando el agua ha llegado a temperatura, cascamos el huevo en un cuenco, aquí otro truco, debemos procurar que el huevo sea lo más fresco posible y que esté a temperatura ambiente. Con ayuda de una cuchara, batir el agua hasta que forme un remolino y echa el huevo lentamente en el centro. Ahora sólo debes esperar de 3-4 min para que el huevo esté listo.
  4. Podéis acompañar de una tostada de pan brioche Bimbo que tiene un suave sabor a mantequilla que os gustará junto con aguacate cortado en láminas. He probado distintos sazonadores y el que más me gusta es el de Carne Iberian de Carmencita pues el tomate deshidratado y orégano combinan muy bien con el huevo.

Consejos

Si los huevos no son lo suficientemente frescos podéis cascar el huevo sobre un colador de malla para que se escurra la clara sobrante y continuar con el procedimiento.

Es completamente normal que no siempre les salga perfecto, podéis recortar las imperfecciones con un cuchillo o tijeras para que tenga un aspecto más lucido. Ya sabéis que es cuestión de práctica hasta que encontréis el punto perfecto para quede a vuestro gusto.

 

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat